La tentación de la carne

Anoche hablé con una buena amiga de Argentina. Tiene en su familia un caso parecido al mío y sé que tanto ella como él leen mi blog. Aprovecho estas líneas para mandarles ánimo a los dos y espero que puedan leer aquí que de la obesidad mórbida se sale.

Ayer, día de Año Nuevo, caí en la tentación de la carne.

Y no me refiero a lo que todos pensáis.

Ya he contado que como tengo permitidos los pescados y mariscos me he puesto “ciego” en estos días. Pero la diferencia está en la cantidad. Antes me sentía capaz de zamparme yo solito una mariscada para dos como esas que sirven en Cudillero, en Pasajes de San Pedro o en Hondarribia. Y cuando digo para dos, es para dos: con su docena de gambas o langostinos, su bogavante, sus almejas, sus ostras, las nécoras y por supuesto, la botella de vino blanco entera. Después, postre, café y copa. Y me quedaba tan ancho.

Ahora tengo esa misma sensación de llenado gástrico, que no de pesadez, si me tomo una muela de cangrejo real o cuatro langostinos.

Con la carne me he dado cuenta de que pasa tres cuartos de lo mismo, y la comida de Año Nuevo y la conversación con mi amiga de Argentina me lo han recordado.

Yo era capaz de tomarme una chuleta de lomo alto como la de la foto. De hecho, me tomé esa misma, con patatas fritas, pimientos asados y ensalada. Lo que se dice “un completo”. Una buena barbacoa veraniega. Y cuando estuve en Argentina en el mes de mayo me hinché a asados: mollejas, chinchulín, matambre, entrecot, bife, chorizos criollos… con un buen tinto por supuesto, que en Argentina también los hay.

Un buen plato para el día de Año Nuevo, si la resaca nos lo permite, es el solomillo de buey o de vaca. Un plato festivo que hemos solido tomar en casa, bien con puré de patata o con foie fresco de pato a la plancha y salsa de vino Pedro Ximenez. Este año yo no podía tomar foie, así que lo he acompañado con puré de patatas.

A la hora de comer he vomitado y se que el culpable ha sido el limón con el que he acompañado los langostinos a la plancha. Así que el solomillo, que era segundo plato, lo he guardado para la cena.

Para que os hagáis una idea de las cantidades, me he servido medio solomillo (imaginaros una tajada normal, yo la he cortado por la mitad), aprovechando la parte más magra, y una cucharada sopera de puré de patata. Si miráis en la foto, y a ojo, podría ser como la parte que corta el cuchillo, la pequeña, y sin nada de grasa.

¿Cuánto he comido? La mitad, o sea, una cuarta parte de una ración normal. Y un poquito, una cucharilla de puré de patata. No he podido con más y el resto se lo he dado a los perros, que para ellos también es fiesta.

Por eso ahora mis amigos me llaman “triple S”, que viene de “Señor Sin Saque”.

JR

5 comments so far

  1. Macu on

    Hola chiquitín, me mola mucho ir leyendo tu pequeño cuaderno de bitácora (creo que se escribe así pero no estoy segura), sólo escribo para darte ánimos y para que sigas así, en breve serás en guaperas de la cuadrilla pero eso es lo de menos porque serás tan divino como siempre. Que nada, que mucho ánimo, en breve yo iniciaré mi dieta post-navideña y espero llevarlo tan bien como tú. Besitos

  2. perdiendo kilos on

    Aupa Macu!!

    No te olvides de mirar la web de Dietikus (la tienes en mis contactos de Facebook) para obtener tu “menú sano para perder peso”. Más barato que Naturhouse y 100% programado por David.

    En cuanto al guapo de la cuadrilla siempre será KKK, yo símplemente soy SSS. Al menos de momento.

    Gracias por los ánimos.

  3. perdiendo kilos on

    Por cierto, sí es bitácora, y está escrito en la cabecera del blog.

  4. Macu on

    Aunque yo no cambie de guapo de la cuadrilla por supuesto, te vas a quedar estupendo…vamos el deseo de las nenas, a parte de lo que ganas en calidad de vida.
    ¿Es fiable lo de dietikus? Lo digo porque al fin y al cabo David no es dietista y me da un poco de miedo empezar una dieta así sin médico y sin mirarme el hierro que estoy a -50 según los últimos análisis.
    ¿Cuando te vienes por los mandriles? yo te preparo una ensaladita y unos gramitos de pavo a la plancha, es más, yo me solidarizo contigo y de postre ni hablar.
    Besitos

  5. perdiendo kilos on

    Dietikus es un algoritmo de preparación de dietas de cocina vasca en base a tus necesidades calóricas. Eso sí, está bastante limitado en cuanto a posibles alternativas, por ejemplo al bacalao😉

    La mejor dieta es la que te haga un dietista diplomado o un endocrino. Y con el hierro bajo (siendo mujer deberías tenerlo en 60) necesitas un aporte extra, como puedes ver en mis artículos sobre el tema. Ojo con el suplemento, que es un poco cabrón. También hay que ver otros valores, como hemoglobina en sangre, volumen cropuscular medio de los eritrocitos o su carga de hemoglobina. Así se podrá ver si realmente te está afectando la ferropenia o no.

    Se está organizando un viaje a los mandriles para el 21 de enero. Yo tengo tamborrada y no se si estaré como para ir (mi tamborrada acaba la última). De todas maneras, si no es en enero espero que sea antes de verano, botellita de Tondonia o Beronia bajo el brazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: