¿Entro yo ahí?

Es lo que se me pasa por la cabeza cada vez que veo la ropa que estoy usando ahora.

El mundo de las tallas grandes es heterogéneo. La 7XL de uno puede ser la 5XL de otro fabricante, o incluso la 4XL. Y en números, la 60 de un fabricante es la 70 de otra. ¿Por qué pasa esto? Pues porque hay pocos fabricantes y cada cual utiliza el tallaje de su país. Este tiempo he usado ropa francesa, alemana, italiana y española que podía comprar en creo que la única tienda de tallas grandes de San Sebastián. Camisas del tamaño de sábanas y pantalones en los que podrían entrar dos o tres personas de tamaño normal.

Por error, el otro día compré dos pijamas, uno de la talla XXXL y otro de la XXL. El error era el de la XXL, en el que no me fijé en que faltaba una X. La XXXL me quedaba estupendamente, y la sensación de llevarla era casi tan agradable como cuando me puse la camiseta de la Real.

¿Y la XXL? Me la he probado hoy. Al principio he mirado la anchura de la ropa, la medida que antes me servía de referencia para saber si entraba o no, y me he dicho a mí mismo “ni en broma, vas a tener que esperar un par de meses”. Pero ha sido pasar las piernas y subir el pantalón y me ha salido una sonrisa. ¡¡ESTABA DENTRO!!

Ya se acerca el momento de ir de compras a tiendas de tallas normales. Todavía falta, pero lo veo más cerca.

JR

1 comment so far

  1. diablilla on

    Me alegro tanto por ti. Para cuando te des cuenta ya estaras en Springfield.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: