El monte Orgullo

Urgull es, con permiso de Igeldo y Ulía (lo incluyo porque sino algún grosero, esto es, vecino de Gros, me echará la bronca) el monte más famoso de la ciudad de Donostia, que se pronuncia tal cual y no Donostía (con tilde) como nos quiere hacer creer el tipo que ocupa el sillón de alcalde. El origen del nombre es gascón, como lo eran muchos de los primeros pobladores de Donosti, y significa ORGULLO.

A muchos les parecerá una tontería, una “cagarruta” de 123 o 135 metros de altitud según las fuentes, pero es un sitio que me encanta. Ofrece las mejores vistas de la ciudad y del Golfo de Vizcaya y además a los que nos gusta la historia nos lleva a finales de agosto de 1813, con la ciudad en llamas y los soldados franceses defendiéndose de los aliados anglo-portugueses. El polvorín no está cerrado, sino lleno de cartuchos y balas de plomo. Los cañones y culebrinas preparados para disparar en la Batería de las Damas, en la de Santiago o e la de Napoleón, y sobre todo en la del Gobernador, defendiendo el ataque sobre el muro de la Zurriola, sobre la “Bretxa”.

Ayer surgió la conversación con dos amigos. Les gusta ir al monte, tanto que han llegado a subir al Monte Perdido, la cima más emblemática del Pirineo. Y quieren hacer alguna salida fácil por aquí cerca. Yo, de momento, no estoy entrenado, pero decidí que tenía que subir los tres montes donostiarras como preparación. Un complemento perfecto a mis paseos.

Así que ni corto ni perezoso me he calzado las deportivas y he salido. Día nublado, unos 10 grados en el ambiente y paso ligero. El abrigo puesto, pero la cremallera a la altura del pecho para ir ligero. He subido desde el puerto, por la Batería de las Damas, y luego he atacado por las escaleras hacia la Batería de Santiago, y de ahí al castillo. A mitad de subida ha empezado a llover. Y cuanto más subía, más pegaba el viento. Frío, del norte. ¿No habían anunciado viento sur? Tengo que reconocer que he llegado cansado al Sagrado Corazón, a la cima. En ningún paseo, ni siquiera en esos con subidas y bajadas me he cansado tanto. Pero estaba contento: he podido subir el MONTE DEL ORGULLO. Orgullo personal en este caso.

He bajado por el camino de Gaztelubide, tradicional sociedad gastronómica, y de ahí, por la calle Mayor, he enfilado hacia casa. Una pena no haberme acordado de poner el GPS para medir distancias y tiempos.

Como siga así el tiempo, me da que Igueldo (hasta el parque de atracciones o hasta el camping, quién sabe) y Ulía (hasta el merendero y bajando bien a Gros bien a Pasajes) tendrán que esperar un poco. De momento, ya está uno.

ENLACES SOBRE EL MONTE URGULL

Monte Urgull en Donostiasansebastian.com

Información histórica y plano del monte Urgull

Canción de La Oreja de Van Gogh que menciona el monte Urgull

JR

1 comment so far

  1. garazivo on

    así se hace campeón. Paso a paso se construye un imperio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: