El reloj, a arreglar

Un reloj como el de la imagen, igualito. Con correa de eslabones.

¿Que qué tiene que ver el reloj con perder peso? Muy sencillo. La correa, completa, con todos sus eslabones, encajaba a la perfección en mi muñeca. Pero a base de perder peso se me colaba por la muñeca y podía sacar la mano. Le sobran unos tres eslabones, aunque de momento le van a quitar dos porque me gusta llevarlo holgado, pero no tanto como estaba.

Otro pequeño paso…

JR

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: