Ducha de placer

Anoche me di una ducha de placer. No es que antes no me las diera, pero ahora las disfruto más. Y no es por narcisismo, simplemente es porque ahora me dura más tiempo la sensación de estar limpio, y eso tiene que ver mucho con todo lo que he dejado de sudar.

Cuando algo es una necesidad deja de ser placentero para convertirse en funcional, en un acto repetitivo que forma parte del algoritmo que muchas veces es nuestro día a día. Pero cuando algo no es necesario, cuando lo haces porque te apetece, cuando no te domina sino que lo dominas tú, es cuando aparece el placer.

Y yo me he aficionado a las duchas por placer. A meterme en el baño sin pensar en el tiempo que voy a estar y dedicarme a una “toilette” completa. Evidentemente sigo duchándome por las mañanas y antes de salir de casa, pero esos momentos de ducha de placer los disfruto muchísimo.

¿Qué tiene que tener una ducha para que sea por placer?

  1. No tiene que ser la ducha diaria o una ducha necesaria.
  2. Tiene que ser a la noche, generalmente a partir de las 21 horas y siempre después de la cena.
  3. Precedida por un lavado de dientes y de un afeitado húmedo, así como de recorte de uñas, limpieza de oídos, etc.
  4. El agua tiene que estar templada o caliente. Si nos gusta podemos hacer el “efecto Londres”, vaho que parece niebla, y unirnos al grupo de Facebook “salir de la ducha como un concursante de Lluvia de Estrellas”.
  5. No mirar el reloj para nada. No hay límite de tiempo, sólo placer.
  6. Lavar la cabeza a conciencia, y usar acondicionador de pelo.
  7. Enjabonar el cuerpo sin prisas, con calma, y con una buena esponja. Que abunde la espuma.
  8. Aclarar con mucha agua, a la temperatura que nos guste. Es opcional acabarla con agua fría.
  9. Al salir, ponerse un albornoz.
  10. Usar una leche hidratante, crema o aceite para el cuerpo. NADA DE PERFUMES, sólo olor a crema.
  11. Ponernos un pijama limpio y disfrutar del cuerpo limpio y la sensación de bienestar.
  12. Si hemos cambiado las sábanas ese día y nos metemos a la cama, ALCANZAREMOS EL NIRVANA. Os lo aseguro.

Esto, que parece una chuminada o una paranoia metrosexual, es una gozada. Lo disfruto muchísimo porque la sensación de limpieza, al no sudar, es más duradera. A muchos os parecerá una tontería, pero no lo es, os lo garantizo.

JR

PD: Si lo preferís, os dejo otra forma de lavaros que, además, sirve para ligar.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: