El verdadero “primer día de rebajas”

7 de enero de 2010. Hace un año. Empezaban las rebajas, como siempre. Yo escribí esto:

Durante años he sido muy buen cliente de una tienda de tallas grandes. Escribir este post me ha recordado una anécdota que me pasó la última vez que compré ahí, pocos días antes de la operación. Fui a comprar pijamas nuevos y una bata para el hospital, y la dependienta me preguntó: “Qué, ¿te operas, no?” Por lo visto, todos los clientes hacíamos lo mismo: no solíamos comprar ese tipo de ropa hasta que nos tocaba ir al hospital para la cirugía bariátrica.

Después de comprar me dijo “bueno, no adelgaces demasiado, y acuérdate de que tenemos ropa desde la talla 44”. Me hizo gracia la frase, ya que para ellos que un cliente se opere y pierda peso supone que le perderán y que los ingresos bajarán. Y hablando de rebajas, seguramente tendré que ir por allí ya que con este frío que está haciendo necesito abrigarme. Ya escribí que tengo ropa más pequeña guardada, pero ahora mismo todos los abrigos me quedan grandes y necesito algo de mi talla urgentemente.

Podéis leer la entrada completa AQUÍ.

¡Qué diferencia!

Ayer pude irme de rebajas… de verdad. A tiendas de tallas normales. No voy a poner nombres de comercios porque no me gusta hacerles publicidad. Fui con un amigo y la verdad es que estuvo bien. Compré poco: un jersey, un pantalón, un cinturón y un par de calzoncillos.

Y me dí cuenta de que en la mayoría de tiendas sólo hay una moda. Ahora se llevan pantalones más ajustados y camisas de cuadros. ¡No me gustó ninguna! La única una blanca lisa de manga larga, pero casualmente no había mi talla. Por cierto, ahora llevo una XL de camisa y una 44 de pantalón… según el fabricante. Porque en la misma tienda, la 46 de un modelo de pantalón me queda grande, la 44 del mismo bien y la 44 de otro modelo ni me entra.

El mundo de las tallas es un mundo aparte, y lo peor es que no hay una guía unificada ni nada que se le parezca. Hace tiempo el Gobierno quiso sacar un nuevo sistema de tallaje, y todo quedó en nada. Bueno, en un gasto de unos cuantos millones de euros. He pasado de la talla 80 a la 44 y he comprobado que entre fabricantes hay diferencias abismales.

JR

 

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: