A falta de uno…

El pasado sábado me llevé una gran alegría en la báscula. 87.0 kilos.

Voy a confesarlo: di un salto al estilo de Michael Schumacher en el podio de la F1 y me dí un golpe en el pecho. Fue una sensación de alegría enorme. Ya sólo me falta un kilo por perder.

Como mi pérdida de peso se había parado ya hacía la broma de “los tres últimos, para la operación bikini de este verano”. Realmente lo pensaba así, ya que tengo poco tiempo para hacer ejercicio y con la dieta que sigo (como de todo, en menos cantidad que los que tenéis el estómago al 100%, pero de todo) ni engordo ni bajo, me mantengo en mi peso.

Estoy contento. Un kilo y mi IMC indicará, por primera vez en… ¿mi vida? que mi peso es normal.

JR

PD: los saltos de Michael Schumacher.

1 comment so far

  1. Maider on

    Zorionak Iortz!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: